ORIGEN 

Al Hospital Universitario San Jorge de Pereira, ingresaban muchos niños con cáncer, pero era imposible atenderlos adecuadamente debido a la carencia de un Servicio de Oncología Pediátrica.  En Octubre de 1986, el médico pediatra Germán Botero,  preocupado por esta situación, se comunicó con la Señora Maria Teresa de Toulemonde, quien ya había participado en 1985 en la fundación de SANAR Bogotá.  Esta francesa residente en Pereira  junto con el Doctor Botero y un grupo de voluntarios asumieron con valentía el compromiso de apoyar a estos niños con cáncer y a sus familias, brindándole a nuestra región la posibilidad de contar con un diagnóstico y tratamiento certero y oportuno para nuestros niños con cáncer.

En Diciembre de 1986 médicos y directivos de SANAR Bogotá, viajaron a nuestra ciudad para orientar a los voluntarios en la constitución de SANAR Pereira.

 

En Marzo de 1987, gracias a la colaboración del Comité de Cafeteros de Risaralda, al Club de Leones de Dosquebradas, al Departamento de Trabajo Social del Hospital San Jorge y a un grupo de señoras voluntarias, SANAR Pereira inició formalmente su servicio instalando la Primera Sala de Oncología Pediátrica en el Eje Cafetero.

En Octubre de 1989, se obtuvo del Ministerio de Salud, la Personería Jurídica para SANAR Pereira y desde entonces se ha convertido en una entidad que apoya al Servicio de Hematoncología Pediátrica del Hospital Universitario San Jorge con el fin de brindar el máximo de bienestar a los niños con cáncer  que allí reciben tratamiento.

Así fue como SANAR Pereira surgió.  Es una Asociación sin ánimo de lucro cuyo fin es ayudar a los niños con cáncer de la región de tal manera que puedan acceder a un tratamiento oportuno y adecuado.

POBLACIÓN OBJETIVO

Niños, niñas y adolescentes con cáncer y sus familias que reciban atención en la ciudad de Pereira.

MISIÓN

Somos una entidad sin ánimo de lucro especializada en brindar apoyo a niños con cáncer y a sus familias.

VISIÓN

A 2018,  tener una cobertura total de la población objetivo y un reconocimiento regional  como institución líder en el manejo del cáncer infantil.